Dibujar artes marciales en el manga

manga

Las artes marciales y los deportes de combate dentro del manga también cubren una gran variedad de artes marciales, como por ejemplo: el judo, el karate, el boxeo y hasta las peleas callejeras. Lograr dibujar medianamente bien y con gran detalle los uniformes, armas, poses y posiciones adecuadas para cada disciplina es una tarea muy difícil. Existen libros que son básicamente una referencia para los movimientos de artes marciales – tiros adecuados, patadas, golpes, etc., aunque no todos muestran los efectos especiales como líneas de movimiento y así sucesivamente. Pero no os preocupéis porque hay infinidad de tutoriales y videos de youtube de manga y hentai que pueden echarte una mano al menos para empezar a dibujar como tu quieres.

También hay libros específicos en librerías que muestran los movimientos de las artes marciales que, literalmente, dará la sensación de que se están moviendo y de que los personajes pasarán a la acción de un momento a otro. Para alguien que está familiarizado con estos movimientos, este tipo de libros se convertirán en prácticamente irrelevantes de usar. Si estás buscando dibujar hentai y manga para mostrar sus movimientos en movimiento, tendrás que conseguir una edición especial que ilustre las batallas.

Por poneros un ejemplo, aquí tenéis un tutorial de youtube que os mostrará paso a paso cómo dibujar a goku, un peronaje conocido a nivel mundial y que por muchos años que pasen siempre estará de moda:

En fin, comentaros que en ultrawalking tiene cabida todo tipo de género siempre que esté relacionado con el deporte y la cultura y hay series clásicas de televisión con muchos años que siguen teniendo seguidores de culto, véase por ejemplo “La bola del Dragón”, de ahí este artículo que en cierto modo puede servir de tributo a este tipo de dibujos de animación.

Entreno

Logra finalizar un Ultra, quien sigue desde el principio un ritmo tranquilo, el adecuado a sus posiblilidades, o más prudentemente todavía. En el transcurso de la carrera, seguramente se pasará a la mayoria de los que han salido alocadamente y que se han agotado con el paso de las horas.
Equipo:
El equipo no debe ser fuente de irritación o molestia, por lo que siempre deberá ser probado en los entrenos previos a la prueba. Ello incluye ropa interior y calcetines.
Zapatillas:
Se deben escoger zapatillas para PRONADOR, incluso aunque vuestros pies sean UNIVERSALES, porque lo más importante es conseguir una estabilidad perfecta. Debéis privilegiar la estabilidad a la amortiguación, porque ambas son hasta cierto punto inversamente proporcionales. Tampoco uséis zapatillas ligeras, porque el pequeño ahorro de peso que representa no compensa la menor protección a las ondas de choque. Por supuesto jamás estrenar zapatillas el día de la competición.
Ropa:
Mejor usada, comoda y ligera, preferiblemente de fibras especiales para competición que deje transpirar y no retenga el sudor, de color claro para reflejar los rayos solares. El pantalón puede ser tipo malla para evitar el rozamiento de los muslos. Es conveniente llevar gorro con visera, incluso tipo Sahara en tiempo caluroso y soleado. En tiempo más frio llevar un cortavientos impermeable, a poder ser con capucha. Pensar en recambio de ropa interior, por supuesto las zapatillas y en otra prenda de abrigo si las condiciones lo exigen. Los calcetines mejor de competición, sin costuras ni pliegues. La ropa mejor con elementos reflectantes para ser vistos de noche por los coches.
Accesorios:
-Mochila ligera especial para competición para llevar lo necesario, o bien una riñonera.
-Gafas de Sol graduadas o no.
-Guantes si hace frio.
-Linterna con recambio de pilas para correr durante las horas nocturnas.
-Vaselina para axilas, ingles y pezones.
-Mini-Botiquin médico que debe incluir: Tijeras pequeñas, apósitos segunda-piel, esparadrapo, pastillas contra la diarrea, analgésicos.
-Barras energéticas, azucar, o los alimentos que se esté acostumbrado a tomar durante la carrera.
-Papel higiénico.
-Dinero por si se llegara a necesitar.
-Imperdibles.
La Alimentación:
Los últimos 2 días privilegiar los glúcidos (pan, arroz, pasta), pues son almacenados en los músculos y en el hígado en forma de glucógeno que es vuestro mejor combustible. Se deben tomar también proteinas (carne, pescado, huevos, leche) pero evitando la grasa dentro de lo posible. Suprimir embutidos, pasteleria y bolleria. El chocolate tomarlo solo con un mínimo de 70% de cacao y sin leche.

No es preciso ninguna dieta especial, ni una sobrecarga excesiva de glúcidos. La noche anterior al Ultra no hagáis experimentos, ni toméis nada desconocido, para evitar problemas intestinales. Tampoco existen medicamentos o alimentos milagro que os permitan una marca sensacional.

La hidratación es fundamental, entre otras pocas porque para acumular glucógeno de reserva se precisa una correcta hidratación.
Calentamiento:
No calentar, no vale la pena gastar la energía que después necesitaréis.
Ritmo de Carrera:
Salir lo más tranquilamente posible, alternando marcha y carrera, pensad que quedan muchos kilometros por delante, y que salvo para una minoria de la élite, muchas de las horas las pasaréis andando, así que es preferible reservarse siempre para hacer retroceder el agotamiento y el momento en el que ineludiblemente enpezaréis a andar.
Avituallamiento:
Parar en cada avituallamiento, tomar líquidos si corréis, y sólidos si andáis. En este último caso no mezclar comidas, es preferible comer únicamente pan o galletas en las primeras horas y bastante más tarde empezar a ingerir otros alimentos en los que haya más grasa (queso, bolleria, chocolate, etc.). En tiempo caluroso conviene comer menos.
Malos momentos:
No acelerar en los momentos de euforia que tendréis, ni os hundáis en los momentos difíciles que también tendréis, porque unos y otros pasarán. Pensar únicamente en continuar, en acercaros cada vez más a vuestro objetivo.
La Recuperación
Al finalizar la prueba solo cabe el reposo. Tomad una ducha tibia, líquidos en abundancia, cubriros para no enfriarse, y finalmente tomar una aspirina para disminuir los dolores musculares y poder conciliar mejor el sueño.

La semana siguiente olvidaros de correr. Sólo pasear, ir en bicicleta, descansar. A partir de la siguiente semana podéis empezar con una sesiones cortas y sobre todo muy suaves, sin practicar entrenos exigentes hasta la tercera semana.

El entreno 1º

Introducción
La llave para obtener la máxima eficiencia aeróbica reside en entrenar todos los sistemas fisiológicos del organismo. Por lo tanto para progresar en la Marcha se deben realizar durante la semana diferentes sesiones en las que se estimulen cada uno de dichos sistemas, y en las que se incorporarán ciertos componentes tales como la velocidad, la resistencia, la fuerza y el descanso. Las mejoras en la forma y en las marcas se materializarán de manera muy rápida, incluso al cabo de 3-4 semanas.

Resistencia:

Se construirá con una salida larga semanal a ritmo conversacional, que provocará un aumento de la capilaridad muscular y por consiguiente un aumento del aporte de O2 a dichos músculos. Esta sesión debería constituir aproximadamente un tercio del kilometraje semanal.

Velocidad:

Se construye mediante tres tipos de sesión:

– Entreno de Ritmo: Consiste en realizar series rápidas y muy cortas, que ayudan a perfeccionar la técnica y acostumbran al sistema neuromuscular a marchar rápido. Un ejemplo de esto sería marchar 30 segundos al ritmo más rápido posible, descansar 2 minutos marchando lento y repetir la secuencia hasta 12 veces. Todo se integraría dentro de un entreno a ritmo moderado.

– Series Largas: Fortalecen el sistema cardiovascular y enseñan a los músculos a mantener una adecuada producción energética incluso en situación de fatiga. Consisten en marchar unos 8 minutos muy rápido, aunque menos que en el entreno de ritmo, y luego marchar dos minutos lento. Se repite unas 3 veces.

– Sesión Rápida: Después de un ligero calentamiento de 10 minutos, se marcha a ritmo rápido durante un período de 20 a 30 minutos, que nos acostumbran a mantener un cierto tiempo la velocidad.

Descanso:

También se necesita algún día de descanso para permitir una completa regeneración muscular, sin la cual llegaría el estancamiento y la regresión de las marcas.
Arriba
Entreno de Ritmo
Es imposible conseguir la adecuada forma en las pocas semanas previas a la competición. Para un correcto acondicionamiento se precisan meses de entreno constante, pues la resistencia necesita meses para ser construida, y la progresión en el Umbral Anaeróbico semanas. Sin embargo las mejoras de ritmo son mucho más rápidas. La mejora en la velocidad de carrera ocurre muchas veces de manera increíblemente rápida. Cuando añadimos la sesión de ritmo dentro de un plan de entreno consistente, se logran mejoras del orden de 5-10 segundos en los 200 metros en cuestión de pocas semanas.

Mientras que el VO2 Max es una medida del volumen total de oxígeno que un atleta puede asumir durante la marcha, el Ritmo (Racewalking Economy según McGovern) se refiere a cuan eficientemente el atleta usa dicho oxígeno. Los atletas que emplean menos oxígeno a un ritmo particular son más eficientes que aquellos otros que usan una gran cantidad. Como el oxígeno es una fuente escasa, los marchadores mas económicos llegarán antes a la línea de llegada. Las sesiones de ritmo por lo tanto tienen el propósito de mejorar la técnica marchando rápido y reduciendo la producción de ácido láctico durante la carrera. Se obtienen ambos objetivos forzándose a marchar a una velocidad superior al punto en el cual el organismo opera eficientemente.

Aunque los entrenos de Ritmo son rápidos, también son muy cortos. Los intervalos se encuentran en el rango de 15 a 60 segundos, realizados a un ritmo similar al de una carrera de 1-3 kilómetros, y con un período de recuperación a marcha lenta de 1-2 minutos. A ejecutar preferentemente en pista, o en un terreno llano y regular. En ocasiones sin embargo, puede resultar útil efectuar la sesión de ritmo en una cuesta suave, en la cual construiremos ‘fuerza’ en la subida, y velocidad en la bajada. Esto enseñará a nuestro sistema neuromuscular a marchar realmente rápido sin demasiado esfuerzo por nuestra parte. Dondequiera que entrenemos deberemos tener en cuanta ciertas premisas:

Calentamiento:

El entreno de ritmo mejorará la velocidad de nuestras piernas y extenderá el rango de movilidad de nuestra musculatura, pero también la forzará (sobre todo a los músculos isquiotibiales). Por ello se precisa un completo calentamiento. Marcharemos o correremos durante unos 10-15 minutos aumentando progresivamente el ritmo, nos estiraremos, haremos algunos ejercicios de flexibilidad activa y finalmente unas aceleraciones de 30-40 metros, que nos asegurarán que nos encontremos lo suficientemente sueltos.

Precauciones:

Iremos progresivamente. Si empezamos con este tipo de entreno, no haremos más de 4 X 200 o 8 X 100 metros. Más adelante llegaremos hasta unas 8-16 repeticiones. Tengamos en cuenta que aún unas pocas repeticiones nos proporcionarán grandes resultados si no estamos habituados a los entrenos rápidos.

Los entrenos de ritmo trabajan llevando a nuestro cuerpo ligeramente por encima de nuestra zona de confort. Si intentamos acelerar demasiado como para perder la técnica, lo único que lograremos será reforzar una forma ineficiente de marchar. Por lo tanto debemos ir rápido pero no excesivamente.

Deberemos recuperar completamente entre las repeticiones mediante 1-2 minutos de marcha o carrera suave. Después de la sesión enfriaremos, nos rehidrataremos, y estiraremos con cuidado. También será útil dejar pasar unos días de entreno tranquilo hasta efectuar otra sesión intensa.
Arriba
Entreno Lento
La marcha a ritmo lento tiene su papel dentro del esquema del entreno. En realidad tiene tres papeles:

Beneficios:

Es una forma útil de crear resistencia para carreras cortas como un 5 Km por ejemplo. A pesar de que entrenar al ritmo de un 5 km es lo más adecuado para la distancia, ello no es posible durante demasiados minutos dentro de la programación semanal. Por lo tanto aquí tiene también su papel el entreno lento.

Es una buena manera de adaptarnos al gran kilometraje. Por ejemplo, si queremos efectuar un maratón y practicamos entrenos de 25 a 30 kilómetros, nos encontraremos mental y físicamente preparados para la distancia

Finalmente una salida larga y lenta (LSD) es perfecta si queremos un entreno prolongado pero estamos cansados para marchar a un ritmo más ambicioso

Consejos:

Entrenar para una carrera tiene mucho que ver con la especificidad. Para estar realmente preparados para una prueba determinada debemos adaptar a nuestro organismo para la distancia. Muchos creen por ejemplo que para preparar un maratón basta con realizar los entrenos a ritmo lento, incluso 1-2 minutos más lento que el ritmo previsto durante la prueba. Pero entrenar lento solo sirve para una cosa: Marchar Lento. Por lo tanto, para participar en una carrera debemos acostumbrar al cuerpo a cubrir una suficiente distancia a un ritmo cercano al deseado.

Esto no significa por ejemplo en el caso de entrenar para un 50 kilómetros, efectuar semanalmente 30 kilómetros al ritmo de la prueba, porque nos llevaría al sobreentrenamiento. Pero es importante realizar entrenos más cortos, digamos de 15-20 kilómetros al ritmo preciso, y ocasionalmente algún entreno más prolongado.

Nuestros cuerpos consumen carbohidratos. Sólo quemarán grasas si se encuentran en condiciones aeróbicas, y ello no es posible si marchamos demasiado rápidos. Quemar carbohidratos es perfecto para una carrera corta como los 5 o los 10 kilómetros, pero para una carrera más larga nos haría ‘chocar contra el muro’. Una solución sería correr la carrera muy lentamente, la otra solución no es tan fácil pero si más gratificante: Enseñar a nuestro organismo a quemar las grasas a ritmos de carrera superiores mediante Salidas Largas a ritmo cercano al deseado. El resultado será en este caso una mejora en la ‘maquinaria metabólica’: Enzimas, capilares, mitocondrias, triglicéridos, etc.
Arriba
Lactatos y Salida Larga
El ácido láctico no es más que un carbohidrato parcialmente quemado debido a una cantidad suficiente de oxígeno que impide su completa combustión. Este lactato posteriormente circula por el cuerpo para su procesamiento. En el corazón sirve como combustible, pero en la musculatura enlentece la actividad enzimática al disminuir el pH. Ello provoca una disminución de la velocidad, ya que al ir más lentos precisaremos menor energía y ello permitirá al cabo de unos minutos recuperar unos niveles de lactato normales. Ello nos hará posible volver a acelerar de nuevo.

La lección que debemos aprender consiste en no marchar excesivamente rápidos como para elevar nuestros lactatos a unos niveles peligrosos. El problema reside en mantener un ritmo confortable durante largos períodos de tiempo sin caer en un exceso de lactatos. Ello se consigue adaptando nuestro cuerpo a procesar el lactato más eficientemente mediante un duro entreno de series, y aun mejor incrementar el acondicionamiento aeróbico de nuestro organismo mediante los entrenos a ritmo lento

Los entrenos lentos de una hora de duración al 65-75% de la FCM mejoran la capilarización de los músculos implicados. En promedio un Marchador entrenado posee de 2 a 6 veces más capilares en los músculos que una persona sedentaria, lo que significa 2-6 más capacidad para oxigenarlos. Por lo tanto podremos marchar mucho más rápidos sin producir tanto ácido láctico. Con los entrenos lentos también aumenta el número de mitocondrias en las células musculares, lo que permitirá una mayor producción de ATP y por consiguiente mayor contracción muscular.

Eso no significa que debamos efectuar salidas largas de 3 horas para preparar un 5 km., pero si hacer varias sesiones de al menos una hora durante la semana y una más larga que podría ser de hasta 2 horas por ejemplo para preparar un 20 kilómetros y 3 horas para un 50 kilómetros. En estos entrenos no se irá demasiado rápido pues no conseguiríamos un beneficio aeróbico adicional, sino que al contrario sería contraproducente al incrementar la acidez intramuscular y mantener este pH descendido durante largos períodos de tiempo. Ello conllevaría una destrucción de tejido muscular y del lecho capilar que tan desesperadamente estamos intentando desarrollar.

La Salida Larga debe ser efectuada a un 65-75% de la FCM. Como la frecuencia cardiaca aumenta a medida que se instaura la deshidratación por aumento de calor corporal, se debe intentar permanecer por debajo de un 70% de la FCM durante los 2/3 iniciales del entreno y permitir una mayor FC el tercio restante. Para ello basta entrenar a un ritmo de 1-1 1/2 minutos por kilómetro por debajo del deseado en la prueba que preparamos.
Arriba
Alternancia de Entrenos
Es frecuente que al día siguiente de un duro entreno a un ritmo determinado, sea difícil cuando no imposible de repetir. Podremos incluso hacer cortos intervalos más rápidos, pero repetir el mismo entreno no se puede. Por eso la mayoría de los atletas usan el método de día fácil/día duro en el entrenamiento.

Un sistema para minimizar el inevitable efecto ‘pereza’ tras un entreno duro, consistiría en añadir a dicha sesión unos minutos de entreno al ritmo previsto en la próxima sesión. De tal manera que si por ejemplo después de unos intervalos en el que acabamos agotados, integramos al final del enfriamiento unas ligeras aceleraciones al ritmo deseado en el siguiente entreno, observaremos que al día siguiente nuestras piernas responden mucho mejor. De la misma manera y después de un entreno suave, se pueden realizar unas repeticiones de 100-200 metros que nos dejarán a punto para las series de la próxima sesión.

Los fisiólogos hablan de ‘memoria muscular’ al tratar sobre este tema, e incluso a veces se recomiendan algunos cortos intervalos a ritmo de carrera las 48 horas previas a la competición, para mejor adaptar al sistema neuromuscular y a los enzimas metabólicos de las piernas.
Arriba
La Sesión de Entreno
Combinar el entreno con el descanso no siempre es fácil debido a las múltiples circunstancias que nos rodean derivadas de nuestras actividades sociales, familiares, etc. Por este motivo y a fin de maximizar nuestro potencial cada entreno debería ser un ‘Completo Entreno’, en el que se cumplieran todas las fases necesarias: Calentamiento, el entreno en sí y enfriamiento.

Calentamiento

Los músculos fríos y rígidos son más propensos a la contractura y a la distensión que los calientes. La zancada será también mucho más fluida y relajada cuando la musculatura se haya calentado. Por todo ello un buen calentamiento es muy importante. Para ello se deberían seguir tres fases:

– Marchar o Correr a ritmo muy lento unos 10-15 minutos para permitir que la sangre sea bombeada hacia los músculos. Si se planea una sesión rápida, los últimos minutos del calentamiento se efectuarán a un ritmo similar al previsto durante el cuerpo del entreno.

– Series de Ejercicios de Flexibilidad de una duración de aproximadamente 5 minutos, incluyendo algún estiramiento de las zonas más tensas.

– Finalmente 3-4 aceleraciones de 40.50 metros.

La duración del calentamiento dependerá evidentemente de la sesión a realizar. Será más completo antes de unas series rápidas, y más ligero antes de entrenos de recuperación a ritmo lento.

Cuerpo de la Sesión

El cuerpo de la sesión debe ser una extensión del calentamiento. Tanto si es una sesión de recuperación como si se trata de un entreno rápido, no es mala idea acelerar durante la misma. Ello no sólo permitirá a nuestro cuerpo ajustarse gradualmente a la intensidad requerida, sino que nos enseñará a acelerar a pesar del incremento de la fatiga o disconfort que podamos sentir durante la carrera. Empezar el entreno alocadamente y después hundirse, es lo pero que podemos hacer, pues no sólo nos encontraremos agotados sino que aprenderemos a hacer lo mismo en el momento de la competición.

Enfriamiento

Un buen enfriamiento nos permite una mejor recuperación de un entreno duro. Enfriar es fácil, basta correr o marchar al mismo ritmo que tuvimos durante el calentamiento, pero la mitad del tiempo empleado en aquel. Es decir que pueden bastar unos 5 minutos. A continuación debemos estirar suavemente nuestra musculatura, hidratarnos a conciencia con líquidos y tomar los suficientes carbohidratos para reponer nuestras reservas de glucógeno.

Reglas IAAF

Introducción
El control del Racewalking como deporte internacional está ejercido por la IAAF (International Association of Athletics Federation). En particular su norma 230 da la definición formal de racewalking y de las normas que rigen las competiciones de racewalking
Resumen
El artículo 230 del vigente reglamento internacional de atletismo dice que La Marcha Atlética es una progresión de pasos de tal manera que el marchador se mantenga en contacto con el suelo, a fin de que no se produzca pérdida de contacto visible (a simple vista). La pierna que avanza tiene que estar recta (es decir, no doblada por la rodilla) desde el momento del primer contacto con el suelo hasta que se halle en posición vertical.

Las competiciones de marcha en carretera están juzgadas por entre 6 y 9 jueces. Estos, están a las órdenes del Juez-Jefe. Los marchadores tienen derecho a ser avisados cuando realizan alguna infracción. Cuando se produce un aviso, el Juez muestra al marchador un indicador de color blanco con el símbolo de la infracción a ambos lados, y atendiendo a dos aspectos:

1º.- Un símbolo de pérdida de contacto que está representado por ~

2º.- Un símbolo de flexión de la pierna que está representado por <

Cada marchador sólo puede recibir un aviso de un mismo juez por idéntica infracción, el juez propondrá su descalificación, procediendo a cumplimentar un parte de advertencia. La acumulación de 3 advertencias formuladas por 3 jueces distintos, significará la descalificación, mostrándole un indicador de color rojo, pudiéndose producir ésta incluso después de haber entrado en meta.

Los atletas estarán convenientemente informados acerca del número de advertencias recibidas, y a tal fin dispondrán de un tablero de anuncios donde se reflejarán las propuestas de descalificación.
IAAF REGLA 230: RACE WALKING
1. Definición de marcha atlética
La marcha atlética es una progresión de pasos de manera tal que el marchador se mantenga en contacto con el suelo, a fin de que no se produzca pérdida de contacto visible (a simple vista). La pierna que avanza tiene que estar recta, es decir no doblada en la rodilla, desde el momento del primer contacto con el suelo hasta que se halle en posición vertical.
2. Jueces
a) Los jueces de marcha designados elegirán juez jefe, si dicho juez no ha sido nombrado con anterioridad. En las competiciones a las que se refiere el artículo 12.1 a, b, c, d, el juez jefe tiene la facultad de descalificar a un competidor solamente desde el circuito hasta el estadio, o en los últimos 100 metros cuando la prueba tenga lugar únicamente en la pista o en recorrido en carretera, cuando por su modo de progresar el competidor infringe obviamente el punto 1 anterior, sin tener en cuenta si ha recibido advertencias con anterioridad.

b) El Juez jefe actuará como supervisor oficial de la competición y solamente actúa como juez en la situación especial señalada en el apartado (a) en competiciones organizadas según el artículo 12.1 (a) de la IAAF.

En competiciones organizadas bajo el artículo 12.1 a, b, c de la IAAF, un máximo de dos adjuntos del juez jefe pueden ser designados por el Comité Organizador local después de consultar al juez jefe y a los delegados técnicos. El/los asistentes del juez jefe ayudarán en las notificaciones de las descalificaciones solamente y no actuarán como jueces de marcha.

c) Todos los jueces actuarán individualmente y sus juicios se basarán en observaciones hechas a simple vista.

d) En competiciones organizadas según el artículo 12.1 (a) de la IAAF, todos los jueces serán miembros del panel de jueces internacionales de marcha (Nivel III de la IAAF). En competiciones organizadas según el artículo 12.1 (b) y (c) todos los jueces serán miembros del panel de jueces internacionales de marcha de los niveles II o III de la IAAF.

e) En pruebas en carretera, normalmente deberá de haber un mínimo de 6 hasta un máximo de 9 jueces, incluyendo el juez jefe.

f) En pruebas en pista, normalmente deberá haber 6 jueces, incluido el juez jefe.

g) En las competiciones organizadas según el artículo 12.1 (a) un solo juez de cada país puede ser invitado a oficiar.

h) En todas las competiciones organizadas por el artículo 12.1 (a) (b) (c) un oficial a cargo del tablero de anuncios de advertencias y un secretario del juez de marcha serán nombrados por el Comité Organizador después de consultar con el juez jefe de marcha y los delegados técnicos.
3. Avisos
Los competidores tienen que ser avisados cuando, por su modo de progresión corren el riesgo de incumplir el párrafo 1 de este artículo. No podrán ser objeto de un segundo aviso del mismo juez por la misma infracción. Habiendo avisado a un competidor, el juez tiene que informar de esta acción al juez jefe después de la competición.
4. Advertencia y descalificación
a) Se llama advertencia a la propuesta de descalificación de cada juez. Se le dará una advertencia al competidor que por su manera de progresión, deja de cumplir con el articulo 230.1 por pérdida de contacto o por doblar la rodilla durante cualquier parte de la competición.

b) Un competidor que reciba tres advertencias provenientes de tres jueces diferentes, es descalificado y será informado de su descalificación por el juez jefe o por el asistente del juez jefe.

c) En todas las competiciones, ya sean controladas directamente por la IAAF o se desarrollen con su autorización, en ninguna circunstancia dos jueces de la misma nacionalidad tendrán la facultad de descalificar.

d) Si fuera prácticamente imposible informar al competidor de su descalificación durante la prueba, dicha descalificación se notificará tan pronto como sea posible después de que el competidor haya finalizado la prueba. El incumplimiento en dar notificación con prontitud no tendrá como resultado la recalificación del atleta descalificado.

e) Un indicador amarillo con el símbolo de la infracción a cada lado, tiene que mostrarse al competidor cuando se da un aviso. Un indicador rojo simboliza la descalificación del competidor. Este es utilizado por el juez jefe para informar a los competidores de su descalificación. Los atletas también pueden ser informados de su descalificación por el asistente del juez jefe.

f) En las pruebas en pista un competidor que es descalificado tiene que abandonar la pista inmediatamente y, en las pruebas en carretera, el marchador inmediatamente después de ser descalificado, se quitará los números de identificación y saldrá del circuito(ruta). Un competidor descalificado que incumpla la obligación de abandonar el circuito o pista puede estar expuesto a otras acciones disciplinarias adicionales de acuerdo con el artículo 53.1 (viii) de la IAAF.

g) Se debe colocar un tablero de anuncios de advertencias en el circuito y cerca de la llegada con el objeto de mantener informados a los competidores sobre el número de advertencias que han sido dadas a cada competidor.

h) En todas las competiciones del artículo 12.1 (a) aparatos informáticos portátiles con capacidad de transmisión deben ser utilizados por los jueces para comunicar todas las advertencias al Secretario y al/ o los tableros de anuncios de advertencias.
5. La Salida
La salida de la prueba se dará por medio de un disparo de pistola. Se utilizarán para la salida las mismas voces que para las carreras de larga distancia. En donde haya gran número de competidores deberá darse un aviso cinco minutos antes de la salida, así como otros avisos si fuera necesario. En competiciones por equipos se proveerán puestos de salida.

6. Seguridad y condiciones médicas
a) El Comité organizador de las pruebas de marcha garantizará la seguridad de los competidores y de los oficiales. En las competiciones de marcha a que se refiere el artículo 12.1 a, b y c, los organizadores se asegurarán que las carreteras que han de utilizarse para la competición sean cerradas al tráfico motorizado en todos los sentidos.

b) En las competiciones a las que se refiere el artículo 12.1 a, b,c, las pruebas se programarán de forma que comiencen y finalicen con luz del día.

c) Un examen médico sobre el terreno durante el desarrollo de una prueba realizado por personal médico designado y claramente identificado por el Comité Organizador, no será considerado como ayuda.

d) Un competidor tiene que retirarse inmediatamente de la prueba si así lo ordenara un miembro del equipo médico oficial, designado por el Comité Organizador. Dicho personal estará claramente identificado por brazaletes, petos u otra indumentaria similar que le distinga.
7. Puestos de esponjas/bebidas y avituallamientos
a) En la salida y llegada de todas las carreras habrá agua y otros refrescos apropiados.

b) Para todas las pruebas hasta 10 Km se pondrán puestos de esponjas/bebidas con intervalos apropiados en función de las condiciones climatológicas.

c) Para todas las pruebas de 10 km o más se pondrán puestos de avituallamientos en cada vuelta. Además, se instalarán puestos de esponjas/bebidas donde se facilitará únicamente agua, aproximadamente a mitad del camino entre los puestos de avituallamiento o con más frecuencia en función de las condiciones climatológicas.

d) Los avituallamientos, que pueden suministrarse bien sea por el organizador o por los atletas, se colocarán en los puestos de tal manera que los competidores tengan fácil acceso a ellos, o puedan ser entregados en sus manos por personas autorizadas.

e) Un competidor que tome avituallamientos en cualquier otro lugar distinto a los puestos asignados, se expone a ser descalificado.

f) En competiciones organizadas según el artículo 12.1 a, b, c, un máximo de dos representantes de cada país pueden situarse detrás de la mesa de avituallamiento al mismo tiempo. Bajo ninguna circunstancia puede un representante oficial correr al lado del atleta mientras éste esté tomando su avituallamiento.
8. Circuitos en carretera
a) En las competiciones a que se refiere el articulo 12.1 a, b y c, el circuito será de un máximo de 2,5 Km y un mínimo de 2 Km. En las competiciones con salida y llegada en el estadio, el circuito deberá estar lo más cerca posible del estadio.

b) Los circuitos en carretera serán medidos de acuerdo al artículo 240.3
Abandono
9 En competiciones de 20 km o más, un competidor podrá abandonar la carretera o la pista con el permiso y bajo la supervisión de un juez, siempre y cuando la distancia a recorrer no sea disminuida al abandonar la carretera o pista.
10. Transpondedor (chips).
La utilización del sistema de cronometraje con transpondedor (chips) para las carreras en ruta según el artículo 12.1 f, g y h está autorizado a condición de que:

a) El sistema no demande ninguna acción por parte del atleta durante la competición, sobre la línea de llegada o toda línea prevista para registrar tiempos

b) La resolución sea de 0,1 segundo.

c) El peso del chip y su caja llevados en el vestuario del corredor o en su dorsal o en su calzado sea insignificante.

d) Ningún material utilizado a lo largo del recorrido en la línea de llegada constituya un obstáculo significativo o una barrera en la progresión del atleta.

e) El sistema, incluida la utilización de sus elementos y especificaciones técnicas, sea aprobado por el Comité Técnico de la IAAF.

f) El sistema sea puesto en marcha por la pistola del Juez de Salidas o por aparato de salida aprobado.

g) La determinación del tiempo oficial del vencedor esté acorde al artículo 165.

Nota.- Para todas las carreras y pruebas de marcha en ruta el tiempo oficial será el transcurrido entre el pistoletazo de salida y el paso del atleta sobre la línea de llegada. Sin embargo, si un atleta traspasa la línea de salida después del pistoletazo de salida, su tiempo realizado entre las líneas de salida y llegada puede serle comunicado, pero no será considerado como tiempo oficial. El orden en el que los atletas crucen la línea de llegada será considerado como la clasificación oficial.

Tecnica de marcha

Definición

Marchar es el más antiguo medio de locomoción, el más barato, y la forma más sencilla de realizar ejercicio aeróbico. Como deporte olímpico fué introducido en 1908. Es además la actividad más natural que puede ser disfrutada tanto por jóvenes como ancianos, veloces o lentos, principiantes o expertos. Su origen se remonta al siglo XVII en Gran Bretaña, con el nombre de ‘pedestrianismo’ y se practicaba en forma de pruebas largas de 24 horas a 6 dias. A partir de Gran Bretaña se fué extendiendo al resto de Europa y posteriormente a America y a los demás continentes.

Se define actualmente el Racewalking o Marcha Atlética como una progresión de pasos realizados de tal manera que el marchador esté permanentemente en contacto con el terreno sin que sea visible al ojo humano una pérdida del mismo (lo que la diferencia del correr). La pierna que avanza debe estar extendidad desde el momento del primer contacto hasta que pasa por debajo del cuerpo.

Como en otros deportes y durante las competiciones, se emplean jueces para determinar si un marchador infringe las normas reglamentarias. En este caso puede llegar a ser descalificado.

Características

Los marchadores deben desarrollar diversas habilidades técnicas tales como unas zancadas rítmicas y suaves con contacto contínuo con el suelo, una correcta extensión de la pierna de soporte con acción de palanca de la misma y enérgico impulso hacia delante por parte de del despliegue del pie posterior, un aterrizaje del pie delantero por medio del talón y apuntando hacia delante y un braceo natural con un ángulo de 90º en el codo.

Para llegar a ello, el principiante debe caminar naturalmente y como si tuviera prisa, dando zancadas rítmicas y suaves con la parte superior del cuerpo relajada. Más adelante se deben practicar ejercicios de movilidad de la cadera y una vez adquiridas las habilidades técnicas ya es posible incrementar la velocidad. Ésto hará que aumente la potencia de impulso de las piernas, aumentará la zancada y se favorecerá el movimiento de la cadera.
Beneficios
La marcha proporciona el mismo beneficio cardiovascular que la carrera y puede ser realizada a cualquier velocidad. A diferencia de la carrera, el marchador trabaja no solo las piernas y cadera sino la parte superior del cuerpo (hombros, espalda y brazos).

Con la marcha el cuerpo aterriza con mucha menor fuerza que al correr, lo que hace que se sobrecarguen mucho menos las articulaciones, la espalda y las rodillas, con lo que disminuye el peligro de lesión. En realidad muchos corredores se pasan a la marcha para seguir su carrera en el atletismo después de una lesión.

Tanto la marcha atlética como la simple caminata ayudarán a eliminar las tensiones de la vida cotidiana, manteniendo al mismo tiempo una muy buena forma física. Al mismo tiempo es una eficaz manera de consumir calorias y normalizar el peso corporal.