Como compatibilizar el walking y los videos X

Como comprenderéis, en un principio y así a simple vista, el practicar cualquier deporte (lo que se asocia con una acción) y estar viendo videos amateur porno en casa (lo que se suele hacer normalmente sentado, o mejor tumbado) son dos cosas completamente incompatibles. ¿Completamente? Pudiera ser que no fuera tan así.

Seguro que a más de uno de los que leéis estas páginas le encantaría compatibilizar estas dos actividades, y puede ser que por fin sea posible. Sólo hay que echar mano de las nuevas tecnologías, adaptar un poco las preferencias a las circunstancias, y no sería tan descabellado pensar que podríamos disfrutar de un rato de walking y de maduras porno a la vez. ¿A que suena bien?

Y cada vez esta posibilidad es más real, y además mejor conseguida. Todos nosotros, o al menos la gran mayoría, solemos llevarnos el teléfono móvil para ir a andar o correr, y escuchamos música mientras realizamos esta actividad. ¿Por qué no cargar las memorias de nuestros móviles con los videos x que más nos gusten? Luego, sólo tendríamos que adaptar una especie de gafas, algo así como las de realidad virtual pero con menos sofisticación, para poder montar los teléfonos, y así podríamos disfrutar de un buen anal xxx mientras nos hacemos kilómetros de marcha casi sin darnos cuenta.

Cuidado, importante hacer esto en un circuito que conozcamos, cerrado a poder ser, ya que si vamos pendiente de lo que vemos en el móvil, difícilmente podremos estar atentos a nuestro alrededor; conviene que sepamos el recorrido, y que esté a salvo de coches, niños jugando y mascotas impertinentes. Un pabellón cerrado sería perfecto, aunque ya sé que no está al alcance de todo el mundo; así que deberemos escoger un lugar lo más seguro posible.

También es importante el uso de auriculares, si no queremos que todo el mundo se entere de lo que vamos viendo, o al menos no poner el volumen alto. Y sobre todo estar seguros de que somos capaces de hacer las dos cosas a la vez medianamente concentrados, porque como poco podríamos dar un espectáculo muy lamentable (ya sabéis, erecciones no deseadas o traspiés en los momentos más inoportunos).

Todo esto es sólo una idea, por desgracia no soy muy bueno creando artilugios, y las manualidades se me dan fatal. Lo que sí es mi especialidad es darle al coco, así que quizá alguien más habilidoso que yo coja el testigo de lo que aquí explico, y se atreva a hacer un prototipo de este artilugio que quizá podría hacernos aunar dos de nuestras mayores aficiones en la vida: el deporte y los videos gratis porno.