La marcha y ver videos xxx, dos actividades muy completas

Quién duda que la marcha rápida, o ultrawalking, es un ejercicio completo, que necesita de un buen estado físico para realizarlo, pero que a cambio que mantiene en un estado de forma óptimo, dado que para practicarlo bien es necesario un entrenamiento que requiere trabajar gran parte de nuestro cuerpo haciéndolo resistente para el esfuerzo que se realiza en el ejercicio.

No es necesario que diga lo que me gusta practicar el running, es por esa razón que se me ocurrió empezar un blog sobre ello, pero he de reconocer que no a todo el mundo le gusta practicar el deporte en un plan tan extremo. Es por eso que considero que hay otras actividades menos cansadas, o que no precisan de tanta preparación física, pero que sin embargo también resultan estupendas para ponerse en forma. Y una de ellas, y sin duda mi preferida, es la de ver videos xxx, cosa que practico muy asiduamente.

No voy a entrar en cuestiones éticas ni discusiones absurdas, así que lo primero que voy a decir es que no creo que haya nadie que se resista a practicar esta clase de ejercicio, ¿o qué pensais? Yo estoy convencido, porque a ver a quién no le gusta ver a unas latinas follando (o mujeres de cualquier otra raza, eso es lo de menos), si es que no eres homosexual, por supuesto. Pero aún en ese caso, siempre se puede adecuar el contenido visual a los gustos sexuales, por supuesto, y además hay que tener en cuenta que la gran mayoría de estos videos se pueden encontrar de forma xxx gratis gracias a internet, otro punto más a su favor.

Pero por si alguno tiene curiosidad de sabe por qué nombro esta clase de videos en un sitio web que supuestamente  debería ir sobre el deporte, os diré que hay un estudio que  habla muy seriamente de cuántas calorías se gastan durante el visionado, digamos, de un anal xxx online, o ya puesto, de cualquier video porno que se os ocurra. De hecho, está directamente relacionado con la excitación que nos proporciona el hacerlo, así que sería como decir que, cuanto más nos gusta lo que estamos viendo, más actividad genera nuestro cuerpo (algo bastante obvio, por otra parte).

¿Alguien se negaría a un buena sesión de ejercicio, si para practicarlo sólo necesitas un dispositivo con conexión a internet, un lugar cómodo y preferiblemente privado, y tener un tiempo libre a tu disposición? No creo que nadie pueda resistir esta tentación, y no sólo porque va a pasar un rato bien agradable, como la gran mayoría de la gente sabe ya, sino porque además estará realizando una actividad la mar de saludable, los estudios científicos avalan esto.