Tecnica de marcha

Definición

Marchar es el más antiguo medio de locomoción, el más barato, y la forma más sencilla de realizar ejercicio aeróbico. Como deporte olímpico fué introducido en 1908. Es además la actividad más natural que puede ser disfrutada tanto por jóvenes como ancianos, veloces o lentos, principiantes o expertos. Su origen se remonta al siglo XVII en Gran Bretaña, con el nombre de ‘pedestrianismo’ y se practicaba en forma de pruebas largas de 24 horas a 6 dias. A partir de Gran Bretaña se fué extendiendo al resto de Europa y posteriormente a America y a los demás continentes.

Se define actualmente el Racewalking o Marcha Atlética como una progresión de pasos realizados de tal manera que el marchador esté permanentemente en contacto con el terreno sin que sea visible al ojo humano una pérdida del mismo (lo que la diferencia del correr). La pierna que avanza debe estar extendidad desde el momento del primer contacto hasta que pasa por debajo del cuerpo.

Como en otros deportes y durante las competiciones, se emplean jueces para determinar si un marchador infringe las normas reglamentarias. En este caso puede llegar a ser descalificado.

Características

Los marchadores deben desarrollar diversas habilidades técnicas tales como unas zancadas rítmicas y suaves con contacto contínuo con el suelo, una correcta extensión de la pierna de soporte con acción de palanca de la misma y enérgico impulso hacia delante por parte de del despliegue del pie posterior, un aterrizaje del pie delantero por medio del talón y apuntando hacia delante y un braceo natural con un ángulo de 90º en el codo.

Para llegar a ello, el principiante debe caminar naturalmente y como si tuviera prisa, dando zancadas rítmicas y suaves con la parte superior del cuerpo relajada. Más adelante se deben practicar ejercicios de movilidad de la cadera y una vez adquiridas las habilidades técnicas ya es posible incrementar la velocidad. Ésto hará que aumente la potencia de impulso de las piernas, aumentará la zancada y se favorecerá el movimiento de la cadera.
Beneficios
La marcha proporciona el mismo beneficio cardiovascular que la carrera y puede ser realizada a cualquier velocidad. A diferencia de la carrera, el marchador trabaja no solo las piernas y cadera sino la parte superior del cuerpo (hombros, espalda y brazos).

Con la marcha el cuerpo aterriza con mucha menor fuerza que al correr, lo que hace que se sobrecarguen mucho menos las articulaciones, la espalda y las rodillas, con lo que disminuye el peligro de lesión. En realidad muchos corredores se pasan a la marcha para seguir su carrera en el atletismo después de una lesión.

Tanto la marcha atlética como la simple caminata ayudarán a eliminar las tensiones de la vida cotidiana, manteniendo al mismo tiempo una muy buena forma física. Al mismo tiempo es una eficaz manera de consumir calorias y normalizar el peso corporal.